Sylvette E. Rivera
Orgullosa de mi Patria Borinquen
_________________________________________________________
VIAJANDO POR LA ISLA  AYER Y HOY
Estas escuchando la canción
"Jugando mama jugando"
Orquesta de cuerdas de Puerto Rico
En esta sección daremos un viaje por la isla del encanto Puerto Rico desde el ayer hasta el día de hoy.
Encontraras relatos enviados por nuestros hermanos Puertorriqueños, fotos del ayer y el hoy y mucho más...
Los invito a colaborar con esta sección enviándome sus relatos.
La primera historia o relato del ayer me la envía Lino Roldán "Taino" donde
nos narra sobre sus recuerdos del ayer en su querido pueblo San Lorenzo.
Esta también esta recreada en
PowerPoint, puedes descargarla precionando la imagen de Taino.
El otro día meditaba sobre aquellos lindos tiempos de mi niñez
mis aventuras por el río y las quebradas de mi barrio, era como un
“Tom Sawyer” Boricua y me sentí tan contento por revivir esas
memorias que decidí escribirlas y compartirlas contigo.

Muchas historias y anécdotas sobre nuestra cultura de Puerto
Rico nunca llegan a los libros o revistas. La mejor fuente de
información es nuestra gente, los pueblos y sus lindos campos, o
quizás aquel señor que nadie escucha, pero que en realidad es un
libro abierto. Este señor fué mi querido bisabuelo.

Excúsame por la ortografía, pero quise dejarla así, al estilo “jurutungo”
Papá Toto y mamá Juana
Por Lino Roldan "Taino"
Don Toto vivía en una finca en el barrio Quemados de San Lorenzo en mi bella isla del encanto. Don Toto era un líder
en el barrio, más bien un patriarca, todos los residentes de su finca eran sus hijos, nietos y biznietos.

Don Toto siempre profesó, que para ganarse el pan de cada día hay que trabajar; nada es gratis en este mundo. Su
conocimiento sobre nuestra cultura Taína era tan inmenso, que al escuchar sus relatos, te transportabas a esa época
tan linda formando parte de esta.
Todas sus herramientas de trabajo fueron fabricadas por él, me refiero a el arado y la corza para los bueyes, a el
pilón para pilar el arroz y el café, el trapiche para sacar melao de caña, el nazo de pescar, los utensilios fabricados
de la higüera, así como la carbonera donde se preparaba el carbón para cocinar y asar el lechón asado,y hasta la
plancha de planchar la ropa, ya que esta era de carbón.
Don Toto siempre me contaba de sus tiempos de juventud, unas historias que paraban los pelos, revivía  esos
momentos con mucho orgullo. Mi  bisabuela Doña Juanita preparaba dulces de naranja, coco y de leche todos los
días a las 5 de la mañana, me llamaba  y me gritaba “¡Papooo!,ven a buscar tu leche. Yo me levantaba, le ayudaba a
ordeñar las vacas (nunca aprendí con destreza), llenaba mi pocillo favorito y me daba a beber diciendo “tómatela
toda para que no te duermas en la escuela”,(hoy en día le dicen “Got milk”)

Al regresar yo de la escuela, iba directamente “a casa de papá” como cariñosamente me refería a mi bisabuelo, le
ayudaba en los trabajos de la finca, era como ir a una escuela vocacional, aprendí tantas cosas buenas como;
preparar la “tala” para sembrar tabaco, café y otros de los tantos productos que sembraba en su finca.
Me acuerdo que cuando Don Toto araba la tala con los bueyes, yo caminaba delante de estos para que me siguieran
a lo largo del zurco. Papá Toto tenía una “junta” de bueyes a los cuales llamaba “Palenco y Azufre” Al terminar la tala y
después de arar, usaba otra herramienta también fabricada por el llamada “la colza” la cual era en forma de triángulo
con hileras de madera para preparar la tierra para la siembra de el tabaco. Como yo era su primer biznieto, me tenía
bien “añoñao”, me decía; “te voy a regalar el boliche” (las hojas pequeñas de la parte de arriba de las matas de
tabaco) para que lo vendas en la tabaquería, el me enseñó los importante de trabajar y tener responsabilidades en la
vida …

Con las hojas de tabaco, Don Toto preparaba “el zajumerio” lo cual era un “mazo” hecho de hojas secas de tabaco
para crear humo, lo cual adormecía a las abejas. Don Toto mientras,“escastraba” el panal de abejas, localizado en la
“jorqueta” del el palo de aguacate, yo era su ayudante. Mi labor era mantener a las abejas “abobadas” con el humo
de el tabaco. Después de sacar la miel de los panales, la embotellábamos y la vendíamos. Con la cera de los
panales, Don Toto preparaba velas. Me acuerdo también de el alambique que Don Toto cuidaba con tanto esmero,
este estaba localizado en un lugar secreto de la finca, yo por supuesto sabía de este lugar.

Don Toto preparaba el mejor “pitorro o cañita” de todo el barrio, ah, eso si, el mejor galón era para el Sargento
Medina de la policía, de esta forma Don Toto se mantenía en ley, algo así como “El Godfather”.
Don Toto siempre me educaba con todo lo relacionado con la flora y la fauna de Borikén. Cuando pescábamos en la
quebrá “Sava Tierra”, cogíamos muchas buruquenas, anguilas, gatas, guábaras, camarones y hasta aprovechaba
para sacar los famosos “ñames burros” (ñames que crecían en las malezas o a orillas de las quebradas).    

Mamá Juanita preparaba un caldero de arroz con buruquenas en su fogón gastronómico. En la casa no faltaba nada,
todo se sembraba o criaba en la finca (hoy en día le llaman “orgánico”). El agua se sacaba de el pozo, la casona
tenía un trapiche, un lago pequeño lleno de “chopas y tilapias” de verdad un paraíso terrenal.

Don Toto se entretenía fabricando utensilios para la casa hechos con cocos, como las coqueras para tomar café,
higüeras para las maracas, hoyas, y cucharas para sacar el “pegao”. También fabricó un molinillo hecho de piedra,
para moler el maíz, todas estas herramientas preparadas con una destreza difícil de igualar, el podía ir a la ferretería
y comprar todo hecho, pero prefería hacerlo el mismo, siempre decía; “La tierra me lo da todo gratis”.

En la casa se usaba la medicina natural, el jardín constaba con una farmacia de plantas naturales como la
yerbabuena, menta,etc. Don Toto nunca se enfermaba, mama Juana le preparaba un “guarapillo” acompañado de un
“palo de pitorro” esto lo mantenía fuerte como un cañón.
escuela, pero en matemáticas nadie lo igualaba. Por las tardes nos sentábamos en el balcón, Don Toto,  mamá
Juanita y yo, eso  si que era una cátedra. Un día le contaba a mi maestra de historia la Sra. Covertier, de mis
aventuras con mi bisabuelo, le interesó tanto que tuve que llevar a Don Toto a la escuela. Ese día no hubo recreo, la
clase duró mas de dos horas, la charla de Don Toto fue como una tesis para una maestría.

Organizé una gira para la finca de Don Toto, éramos 25 en la clase de historia, Don Toto nos llevó a el río“Caynabón”
(nombre taíno para el Río Grande De Loíza). Le gustaba explicar la historia de el río y los Taínos, señalaba el arte
taíno en las piedras (los petroglíficos), fue un experiencia inolvidable para todos los estudiantes. Hoy día estos
estudiantes aun recuerdan a Don Toto y Doña Juanita con sus anécdotas e historias tan importantes.

Don Toto y Doña Juana, mis queridos bisabuelos murieron cuando yo estaba en la guerra de Vietnam, su legado
siempre forma parte de mi diario vivir. Ellos me enseñaron lo importante del amor y la amistad, el amor a la patria y a
nuestra cultura.

Nunca olvido el significado de sus palabra, ellos son mis dos ángeles guardianes. Maferefún (La Gracia Dívina)
Algunas del las imágenes del ayer que veras aquí, son parte de la gran colección que el Sr. Tom Lehman,
coloco en
http://www.flickr.com para el disfrute de todo Puertorriqueño. Las fotografias fueron tomadas por mas de 20
fotografos para los años 1942 - 1959 .En el siguiente enlace podrás leer más sobre Lehman y esta colección.
http://www.flickr.com/people/tlehman/
Gracias Sr. Lehman y a todos los fotografos por tan bella  aportación de recuerdos al pueblo Puertorriqueño.
Visita la página de Taino radio Internet en vivo, entrevistas, música y mucho más…
http://www.brisatropical.com/
Clic sobre la imagen para bajar el powerpoint
SOBRE MI
OTRAS SECCIONES
PUERTO RICO AYER Y HOY
PUERTO RICO (Musica, su gente y mas...)
POWERPOINT, RECURSOS Y MAS...
POEMAS Y REFLEXIONES
EMAIL
Webmaster ~ Sylvette E. Rivera
sylvetterivera@gmail.com
Copyright  © Sylvette E. Rivera
Counter