MÚSICA MIDI


"Estas escuchando la canción "El Coquí ", José I. Quintón,
"Piano Bar, Luciano Quiñonez"
Visita la pagina de Luciano Quiñonez
http://www.piano-bar.com/indice.htm
PUERTORRIQUEÑA Y BORICUA - COMO EL COQUÍ
Canción el coqui
El coquí (Eleutherodactylus spp.) es una diminuta rana de Puerto Rico.
El nombre coquí se le da por la llamada de dos notas que hacen los machos de
dos especies, E. coqui y E. portoricensis, que suena como "co" - "quí".

La hembra del coquí común (Eleutherodactylus coqui) pone entre veinticinco y
cuarenta huevos cada vez, por lo general en hojas de bromelias o palmas y sus
crías nacen ya como adultos en miniatura. Esta forma de reproducción le permite
vivir en los bosques y en otros hábitats sin depender de cuerpos de agua
temporales o permanentes.

El género del coquí tiene más de setecientas especies que tampoco
necesitan cuerpos de agua como los otros grupos de ranas. Las especies de
este género se encuentran en el sur de los Estados Unidos, América Central,
América del Sur y las islas del Caribe.

Algunas de las especies de coquíes parecen estar en peligro de extinción o
no se las ha visto en mucho tiempo, por lo cual se ignora si ya están extintas.

Dentro del género Eleutherodactylus en Puerto Rico
se encuentran las siguientes especies:

Eleutherodactylus antillensis - Coquí churí
Eleutherodactylus brittoni - Coquí de las hierbas
Eleutherodactylus cochranae - Coquí pitito
Eleutherodactylus cooki - Coquí guajón
Eleutherodactylus coqui - Coquí común
Eleutherodactylus eneidae - Coquí de Eneida
Eleutherodactylus gryllus - Coquí grillo
Eleutherodactylus hedricki - Coquí de Hedrick
Eleutherodactylus jasperi - Coquí dorado
Eleutherodactylus karlschmidti - Coquí palmeado
Eleutherodactylus locustus - Coquí martillito
Eleutherodactylus monensis - Coquí de Mona
Eleutherodactylus portoricensis - Coquí de la montaña
Eleutherodactylus richmondi - Coquí caoba
Eleutherodactylus unicolor - Coquí duende
Eleutherodactylus wightmanae - Coquí melodioso

Obtenido de http://es.wikipedia.org/wiki/Coqui
EL COQUÍ
_________________________________________________________
LEYENDA DE COQUI

El coquí representa tal fascinación para el pueblo borinqueño, que ha provocado el surgimiento de
abundantes leyendas sobre su origen.

Una de ellas, cuenta que un día, durante la creación del universo, Dios se encontraba cansado y,
antes de terminar su trabajo, reposó en medio del Mar Caribe, formando así a Puerto Rico como
almohada. Fue el coquí el que le despertó para que continuara su obra y pudiese finalizar su tarea.
Cuenta la leyenda que, agradecido, el Creador le dejó vivir feliz en sus costas para siempre.

Otra popular versión del origen del coquí habla de una pequeña isla a la que una mañana Dios
colocaba en medio de un inmenso mar. La llenó de distintos árboles para que la resguardaran del
sol, le besó la frente y continuó sus quehaceres celestiales.

Al caer la noche, la isla se sintió muy sola en medio de los gigantescos árboles y el imponente mar.
Le pidió entonces a su Padre que le enviara a alguien que le acompañase en la noche.

Dios decidió que ella necesitaba una voz amiga que le hiciese compañía, pequeñita como ella.

Cuentan que en ese momento, el Todopoderoso mezcló ingredientes especiales, entre ellos polen
de estrellas y el sonido de la lluvia, y los introdujo en la garganta de una diminuta rana, bautizándola
con el nombre coquí, y asignándola como la compañera fiel de la isla, al pedirle que todas las
noches llenara su soledad con su canto.

El animalito saltó de sus manos y desde entonces, cuenta la tradición, el coquí canta a la isla noche
tras noche para que consiga dormir.

Esta última versión es generalmente aceptada como auténtica, sobre todo porque concuerda con el
hecho de que los coquíes armonizan con su canto del anochecer al amanecer, con serenatas a los
isleños hasta ayudarles a conciliar el sueño.

Otra leyenda dice que un taíno de nombre coquí fue muerto por los españoles.  Sus amigos que no
sabían nada de su muerte comenzaron a llamarlo: Coquí. Coquí.  Esta pequeña ranita se aprendió
su nombre y todas las noches sale a llamarlo así como hicieron los taínos amigos de Coquí.

Lamantablemente esta es un poco triste, pero a la vez añade a la riqueza de historias de uno, sino
nuestro símbolos nacionales más reconocido.

Desde siempre, los puertorriqueños atesoran a estas pequeñas criaturas, dedicándoles una
infinidad de poemas, historias y canciones.

Dentro de las creencias que le envuelven, se encuentra la que dice que el coquí sólo canta en Puerto
Rico, y que si es llevado fuera de su isla, muere de tristeza. A esto se le atribuye el hecho de que a
pesar de tener varios parientes alrededor de América Latina, la única especie que canta es la
original de la tierra borinqueña.

La aparente imposibilidad de lograr que cante y sobreviva fuera de Puerto Rico, ha contribuído a la
famosa frase que sus compatriotas utilizan para expresar su nacionalidad al decir: "Soy más
puertorriqueño que el coquí". Por otro lado, gran parte del arte y artesanía de la isla muestra la
presencia y el gran cariño que su gente le otorga a la pequeña ranita.

Más allá de la leyenda, el coquí sirve como un símbolo sentimental para un pueblo orgulloso de sus
raíces, su cultura, y su riqueza natural.
La leyenda del
coqui PPS
Has clic sobre la
imagen.
VIDEO DE EL COQUI EN EL PATIO DE UNA CASA EN PUERTO RICO
Para verlo detén el sonido de la música de fondo mas abajo y activa el player.
Sylvette E. Rivera
Orgullosa de mi Patria Borinquen


Al llegar el fresco anochecer,
y cuando el sol tras la montaña
está dormido,
brota ya el cantar del coquí,
un cantar ceremonial
solo escuchado en Borinquén.

Nunca te cansas, coquí
siempre estás de fiesta. coquí
Cantas y cantas, coquí
octavas perfectas. coquí
Solo en mi tierra, coquí
privilegio de todos, coquí
escuchar tus notas, coquí
la magia de tu canción.
coquí, coquí

La escuchó Agueybaná, coquí
la escuchó el gran Colón, coquí
la escucho yo también, coquí
la escucha Borinquén. coquí
Siempre el mismo cantar, coquí
una y mil veces dices, coquí
solo en Puerto Rico coquí
se escucha el coqui. coquí, coquí

Nunca te cansas, coquí
siempre estás de fiesta. coquí
Cantas y cantas, coquí
octavas perfectas. coquí
Solo en mi tierra, coquí
privilegio de todos, coquí
escuchar tus notas, coquí
la magia de tu canción. coquí, coquí
SOBRE MI
OTRAS SECCIONES
PUERTO RICO AYER Y HOY
PUERTO RICO (Musica, su gente y mas...)
POWERPOINT, RECURSOS Y MAS...
POEMAS Y REFLEXIONES
EMAIL
Counter
sylvetterivera@gmail.com
Copyright  © Sylvette E. Rivera