QUERERTE A TI MISMA
Roberto González Medina, Bayamón Puerto Rico
(Gracias Roberto por ayudarme a mi y a la mujer con estas lineas).
Counter
Este es otro escrito de mi autoria... se trata de como debe sentirse una dama ...
Lo  escribí  después  que  tuve una conversación escrita con una dama  que  tenia  el autoestima  muy baja y decidí
escribir algo al respecto...

Quererte a ti misma. Concepto tan duro de comprender.

Cuando  eras  muy joven,  amor propio provenía  del  amor  de los  demás, pero el momento  
en que te conviertes  en una mujer, conociste que ningún hombre puede darte  amor propio,  
pero tu puedes  permitir  que el  y  muchos de los tuyos te lo quiten.

Saber lo que vales,  significa  saber  que  no  mereces  menos  que  ser amada de verdad,  con
locura,  con  profundidad,  de   manera  incondicional  y  devota  y  en exclusividad.

Saber  que  no  te contentarías con otra cosa. Porque ahora sabes que esa es la única forma
de amar que llena esa expectativa tuya de sentirte amada.

Ustedes  las  mujeres  viven  con  sus  corazones, son  seres  emocionales. Claro que a lo largo
del día por aquello de ubicar los roles, visitan el cerebro.

Ustedes dirigen empresas y bancos,  publican  revistas,  viajan al espacio,  cambian valores
en la  Bolsa,  cierran  negocios  de  millones  de  dólares  en  la  industria  del cine,  salen
elegidas
como  candidatas   a  cargos  políticos, presentan  las  noticias, dictan fallos en los tribunales
y ganan premios Nóbel.

Ustedes  se  despiertan  y  se  van  a  dormir  con  el  corazón.  Su  corazón  se  nutre de todo
aquello  que  ustedes  han  creado a  su  alrededor y eso es el centro de su vivencia particular.

El resto,  los  hijos,  el  trabajo,  la  familia,  amigos  y  la  eterna   necesidad  por expresar
su sentir,  son  los  planetas  que giran  alrededor  del su corazón y todo depende de esa
energía positiva para dar luz y calor de amor que las hace radiantes ante quienes les rodean.

Cuantas  veces se  ven obligadas a dejar de hacer algo cuando están en casa, o en el trabajo o
con sus hijos?  Cuantas veces  se  ven obligadas a cancelar  una  cita, posponer un plazo, dejar
de lado algo que  tenían  planeado  hacer,  por culpa  de una necesidad inminente de
compartir, analizar,  discutir con  una amiga íntima alguna  cosa sobre  su  vida propia que ahí
que arreglar o  catalogar  en la mente,  para  entonces comenzar  a  resolver y hasta que no
han solucionado estos  asuntos  emocionales,  no  les es posible  volver  a  la normalidad  de
continuar esa vida.
Buscan la paz a cualquier precio.

Cuando  el  corazón  de  ustedes se  agita, intranquilo, no puede invertir  su tiempo, su
energía creativa y  su  emoción en nada.  Cuando  el corazón se  encuentra en peligro,  su  Yo  
intuito se deja llevar por su tendencia  primordial,  eliminar los bloqueos, abrir el corazón
para recibir y proyectar  amor,  centrar  el  corazón  y  alinearlo  con  lo que  es  realmente
importante para  seguir adelante, es decir, con la vida misma.

No  hay  nada  más  importante  para  ustedes  que  mantener  una  relación sana con los que la
rodean,  su  amante,  su  compañero,  sus padres,  sus  hermanos  y sus  amigos. El  corazón
de ustedes se sostiene con los lazos que las unen a aquellos que aman.

El   corazón   de  ustedes  es  un  conjunto de sus múltiples  necesidades. Sus confusiones, sus
preferencias, sus prioridades, su dolor, sus inhibiciones, su estrés, su miedo, sus
decepciones sus, expectativas, sus fobias en  fin  todas sus cosas, están en constante
análisis y control.

Cuando  se  molestan  con  una  persona  a la que  quieren  o  ésta  te  deja de lado, lo único
que importa  es   llegar al corazón de la problemática. En cuanto consiguen mitigar o
solucionar ese problema que se  refería a sus relación importante  e  íntima, cuando la herida
se ha cerrado o mejor,  cuando  son  capaces  de  reconocer  que  el  comportamiento  
malvado, desagradable, insistente,  desconsiderado  o  egoísta  del  que  creo  la  situación  
no  tiene  nada  que ver con ustedes, ustedes entonces sientan cabeza con una rapidez y
olvido sorprendente.

Cuando  están  tranquilas  cuando  se sienten queridas y quieren, recuperan el ritmo y salvan
al mundo con una  sonrisa.  Siempre  se  ha  dicho  que  no  existe  nada  en  absoluto que
ustedes no puedan  solucionar antes del mediodía, si se le deja sola para que reflexione.

En  el  caso,  claro  está,  de  que no tenga problemas con su  marido o su compañero.  Llegar a
SER...  Llega   a  saber  lo  que  vales,  te convierte en una mujer que no lamenta en secreto un
amor perdido, un amor  que  podía haberte definido pero que se te negó en su día. Yo creo
que ustedes  mientras  no  saben  lo  que  valen,  se  lamentan  de ese  amor  perdido,  el  
amor  no correspondido, el amor que  les  atemorizaba, el amor que les retaba, el amor a un
precio más alto del   que estaban  dispuestas a pagar, el amor que les hizo estragos en su
alma,  ese amor especial que late de ves en cuando como llama en lo recóndito del corazón.

¿Quien  fue  tu  amor perdido?    No, ése no.  Me refiero a causas perdidas, aunque Dios sabe
que hemos querido más de la cuenta.  Cuéntalo de nuevo.

De acuerdo,  estas  confundida.  Te  daré  una pista.
¿Quien es ese amor perdido?  Sientes  
la pérdida de esa increíble ausencia presente  en  la de cada día... Eres TU a ti me refiero.
Tu yo entusiasta,  el  que  fue  herido  y  eliminado  o  eso  pensabas  enterrado  hace  mucho  
tiempo bajo  el  rechazo  de  las opiniones,  preferencias y  prejuicios de los  demás.  Tu yo
sepultado por las  expectativas  imposibles de los otros y por tus propias expectativas  
destructivas de ese  maldito  
QUE DIRAN. La mujer con tu pasado, tu yo  autentico  la mujer
que  anhelas  ser.

El alma tuya se te creó para
VIVIR...Y AMAR

Sé una mujer,  que  insista  en quererse  a  si misma, a través de los demás. El amor es breve,
pero el olvido, largo, largo todavía puedes y voy a  ti  dicen los  que te aman y sobre todo Dios.

Yo  como  hombre,  padre  hijo, que  permito  que  se celebre mi día este domingo, reconozco
y doy  fe  de  que  sin  ustedes  nosotros  no seriamos padres y mas aun felices. Gracias por
que distes de ti para hacer a un hombre feliz.

Dios te guarde a ti los tuyos.

Roberto Gonzalez Medina, Bayamon Puerto Rico.