Señor, cuando la tormenta azote
y el viento ruja enfurecido,
y el cielo oculte del sol su brillo,
que nunca muera, mi amor pot Ti..


Cuando vea mis manos llenas
de bendiciones a caudal,
sonriéndome la dicha,
que nunca muera mi amor por Ti.


Que en mis años juveniles,
llenos de ímpetu y vigor
me sienta capaz de todo,
que nunca muera mi amor por Ti.

Cuando el amor toque
a la puerta de mi corazón,
y ría y llore de felicidad,
que nunca muera mi amor por Ti.


Cuando no comprenda el por qué
de las espinas del camino,
y en silencio sangren mis pies heridos,
que nunca muera mi amor por Ti.


Que al paso de los años,
y en el ocaso de éstos,
aunque yo muera, Señor,
que nunca muera, mi amor por Ti.
MI AMOR POT TI
Sarita Rodríguez
Counter
AQUÍ EN POWERPOINT
Para ver o descargar el PowerPoint
presiona sobre la imagen pequeña .