LA FLOR DEL PANTANO
Autora: Sarita Rodríguez

Todos quisiéramos  
nacer  y crecer allí:
¡En un hermoso jardín!
Lleno de azucenas, rosas,
margaritas, claveles y jazmín!

¡Que va! A veces Dios nos planta
en un feo, solitario y difícil pantano…     
y nos dice: ¡Crece y florece allí!
¡Donde no todos se atreven, mi hermano!

Las circunstancias adversas
te hacen sufrir…gritar y quisieras
salir corriendo de allí y refugiarte:
¡En un pacífico y hermoso jardín!

Pero Dios vuelve y te dice:
“Regresa: aún no he acabado contigo.”
Y en obediencia, sólo a Él…
¡Comienzas  a florecer!

A veces tus lágrimas son el rocío,
las grandes hojas tus  únicos amigos…
Excepto Dios, ¡Que siempre está contigo!
Porque allí, aprendes a depender: ¡Sólo de Él!

Te alimentas y te nutres
de lo que tienes alrededor,
pero ese alimento sólido...
¡Te hace fuerte, vencedor!

Entonces comienzas a entender a tu Dios.
No fue casual, injusticia o falta de amor;
quiso formar de ti, un ser único y especial,
que soportara toda adversidad, con fe y valor.

Mas cuando pasan aquellos
frágiles, cómodos de jardín;
te admiran, se sorprenden
¡Que hayas crecido allí!

Pero cuando vienen las tormentas de la vida…
¡Corren a ti!  Es que no tienen lo que tu tienes:
Fe, valor, sometimiento y confianza en tu Dios.
Y no por ti, tú querías huir, sinó por Él, que te formó.
Que amigo nos es Cristo
Counter
AQUÍ EN POWERPOINT
Para ver o descargar el PowerPoint
presiona sobre la imagen pequeña .