CUANDO SE AMA DE VERDAD
Autor: Sarita Rodriguez
Counter
AQUÍ EN POWERPOINT
Para ver o descargar el PowerPoint
presiona sobre la imagen pequeña .

Amor que siempre deja la
puerta de su pecho abierta,
que comparte con los demás.
Amor que es adulto
pero tierno y sano como un niño.
Amor que también es maduro
como el añejado vino.

Un amor así no lo encuentras
en las esquinas, inactivo y enajenado
por las polvorientas calles…
Siempre se le ve ocupado,
dando de lo que a él
Dios le ha dado
porque es valioso y estimado.

El que encuentra ese amor
tan pegado al corazón de Dios,
queda de él enamorado,
apegado y cautivado.
Este amor no lo ignoras, no lo tiras
en cualquier lado, es gran perla,
que en dolor se ha cultivado.

Es también valiosa pieza de oro
que sobre el pedernal
ha sido forjado y poco a poco
Dios le ha ido  dando la forma deseada.
Por eso, no lo puedes  desperdiciar,
hay que  valorarlo, si ya lo posees;
cuídalo, ¡No lo vayas a extraviar!

Hay amores increíbles….
¡Nada los puede apagar!
Y aunque tomen rumbo distintos,
sus corazones siguen entrelazados.
Por eso dicen las Escrituras:
“Las muchas aguas no podrán apagarlo
ni lo ahogarán los ríos.”

Porque no depende de
las circunstancias,
de lo que le digan los demás.
No da para recibir…
es incondicional
y aun en la distancia
continua siendo igual.

Un amor que todos deseamos.
Es especial, particular.
“Todo  lo cree, lo soporta,
nunca deja de ser,
no guarda rencor,
no se envanece…”
En la Biblia lo puedes leer.

Amor que tiene que venir de Dios,
amor que toma sus fuerzas en Él.
Amor que ríe, que llora,
que besa, que abraza,
que se aguanta, que espera,
que no traiciona,
que olvida y que perdona.