Un afectuoso saludo a Mis compueblanos lajeños
Y a todos áquellos Qué reciban éste poema
Ha llegado la vejez, con idea de destruirme
Pero yo me he puesto firme, y con ella lucharé
El pasado que se fue, sacó ida sin regreso
Y no conforme con eso, se llevó mi juventud
Dejándome sin salud, feo, viejo y con sobrepeso.

Pero creo que estoy sano, no soy persona achacosa
Aunque tengo varicosas, y un tobillo se me inflama
A veces cojo la cama, porque me duele un riñón
Me palpita el corazón, tengo dolor en los huesos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Todos tenemos problemas, aunque piense lo contrario,
Los juanetes y los callos, me ponen en un dilema
Cuando tengo alguna pena, siento una gran opresión
Que me empieza en el pulmón, y me llega hasta los sesos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Tengo en un brazo bursitis, dolor en una costilla
Y me falla una rodilla, porque padezco de artritis
En una pierna flebitis; en el cuerpo comezón
Y se me encoge un tendón, que el cuello me deja tieso.
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Yo pienso que estoy entero, y lo voy a demostrar
Aunque luego al caminar, me moleste la cadera
Para caminar afuera, yo necesito un bastón
Evitando un resbalón, o en la calle algún tropiezo
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Si cuenta no quiero darme, de que mi rostro está viejo
Al pasar por el espejo, no se me ocurre mirarme
Más aunque quiera engañarme, mi cara es un acordeón
El cuerpo una salación, pero lucho por vivir
Y les quiero repetir, me siento cómo un cañón.
Cómo Un Cañón
Ésto lo encontré en la revista Páginas edición de 21 de octubre de 2004
y me gustó tanto qué tuve que añadirle algunos versos.
AQUI MI PARTE
He llegado del almuerzo, vengo hablando cómo un loro
Si estuviera
Noel Toro, en la Barriada Tomei
Le diría eres la ley, en Vietnam fuiste infantero
Y tengo puesto un babero, pues he vuelto a la niñez
La baba sale otra vez, diría es un borbotón
Qué me sale con presión, es gruesa cómo aderezo
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Private Huff muy sentadito, estaba en el inodoro
Y ha llegado
Noel Toro, se notaba muy caliente
Una trompá y cuatro dientes, le ha tumbado a Private Huff
Todavía recuerdo yo, cómo hoy ese trompón
Qué puso a comer sopón, al Private  sólo de huesos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Me paro en la calle a ver, y por ser averiguao
Desde un carro me ha gritao, un tipo malas palabras
Me dijo pareces cabra, pastando allá en la llanura
Recógete ya basura, sal de la calle ahora mismo
Iba a brincar a un abismo, y una negra en pantalón
Me ha parado el corazón,  con su trasero en exceso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Me trataron de engañar, para el
Día de los Reyes
Me llevaron a Maguelles, en el bote de Pepé
Y allí yo me recordé, del zoológico de antes
Y me dije no te espantes, todo el cuerpo me tembló
Y si me muerde un león, de seguro qué va preso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.
En California Damaris, Doña María en New York
Ya saben de éste tenor, a éste qué todo le duele
Y espero qué les consuele, cumplo pronto los sesenta
Aunque he perdido la cuenta, mi cerebro es un tostón
El Alzheimer’s  sin pasión, me ataca; me tiene preso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Freddy me hizo a mi un cuento, de Alisha y de unas flores
Qué alguien con mil amores , le envío allá en la escuela
Mi piel parece una suela, de zapato bien tostado
Dolor tengo en el costado, cerquitita del riñón
Toso y sueno cómo un dron, me paro; cojo un receso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Daniel Cancel Valentin, nos llega de Cerro Alto
Bendito casi un infarto,  me da al pensar en El Valle
Y espero qué no me falle, la memoria en este instante
Mi oído es alto parlante, no oigo; tengo  un tapón
La cera por un montón, no termino; sólo empiezo
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Saludos Ramón  y Nora,  sus mensajes ya pusieron
Y creo qué me cogieron, diría desprevenido
Israel Nazario ha venido, también ha colaborar
Mi vieja vino a gritar, maldito viejo bribón
Sé de tu novia en Rincón, tienes cuernos y no sesos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Creo volví a la niñez, pues me ha dado por gatear
Y ahora tengo al hablar, tremendo tartamudeo
Y me chupo hasta los deos, las cosas no saben bien
Y me pregunto yo quién, me ha echado esta maldición
Yo aquí le pido perdón, me arrodillo y hasta rezo
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.
Allá en la panadería,  saliendo pa San Germán
Estaba comiendo pan,  para evitar un desmayo
Trotando cómo un caballo,  dijeron no se desmaye
Gracias le doy a Blás Valle , por el pan con mantequilla
Me duelen ya las costillas,  pero sigo con mi son
Me dicen tengo un tapón, en el intestino grueso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Caramba nunca creí,  sentir dolores hermanos
Dice Genaro Luciano, estás mellao; ponte caja
Llega Agustín el de Lajas, y dice Freddy Pagán
Moisés si las cosas van, cómo dices tu mi amigo
De seguro aquí te digo,  toma miel con mucho ron
A Freddy dí la razón, pero fallaron mis sesos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Ayer salí de la cama, con la cintura partida
Y creo nunca en la vida, me había dado un desmayo
Randy Vega con sus gallos, pasó cerca de la escuela
Le dije tengo una espuela, espetada en la garganta
Y cómo todo me espanta,  se me agitó el corazón
Y llega mi primo Lon,  repite qué estoy muy grueso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Salí el domingo temprano, y al llegar por el Dead End
Me encontré saben con quién, cocinando empanadillas
Me temblaban las rodillas,  y  aún así hablé con Maso
He sentido aquel tablazo, debajo de la cintura
Padre Pinto nuestro cura, me echa la bendición
Me pregunta oiga Don, ¿qué hace usted con ese yeso?
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

He salido del Papayo, con José el de Jandito
Guiando su Chrevrolito, del año sesenta y pico
Sale Popo y  me explico, a traerme unos chapines
Y veo a Pedro Martínez, montándome un vacilón
Me meto un palo de ron,  quedándome en embeleso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.
Cada vez qué llamo a Freddy, se encuentran en un cafetín
No para; sigue sin fin, salió del Pocito Dulce
Y espero pronto se impulse, y que se gane un reintegro
Me llamó de Gato Negro, un bar allá en Cabo Rojo
Y yo caminando cojo, pues no tengo ya bastón `
Lo perdí por manganzón, allá cerca del Expreso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Oye Cano que sorpresa, me has dado señor Cotorro
Ya yo parezco un chamorro, te diría yo mi hermano
Con la hermana de Mariano, te casaste tu amigo
Dolor tengo en el ombligo, en la frente un moretón
Pero he gozado un montón, riendo con gran esfuerzo
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

La Leyenda Del Cedrón, Bilico nos recitaba
Rapidito se inspiraba, y empezaba su poema
Yo les vuelvo con el tema, de qué estoy escaerao
Y este tobillo virao, me hace perder la razón
Me caí de sopetón, el cuello ya no enderezo
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Sigo añadiendo más versos, me ha entrado la inspiración
Aquí canto mi canción, un poco desafinado
Con un codo inflamado, un corte en el dedo meñique
Y recuerdo el alambique, donde yo tomaba el ron
Me decían barrigón,  necesitas perder peso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Un día allá en el pueblo, me encontré a Hernán Corales
Y yo ya lleno de males, le compré una bicicleta
De cuero unas chancletas, me vendió por doce reales
Sintiendo mis malestares, en la esquina pedí pon
Y Güiro medio dulzón, a su Jeep me subió tieso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.
Por allá por el Condado, cerquitita de un McDonalds
Por comprarme un par de donas, fui victima de un atraco
Maldita sea ese caco, me cogió desprevenido
Cuanto odio le he cogido, a ese maldito ladrón
Te digo Annette Cintrón, qué me rompió un par de huesos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

En Lajas De Ayer y Hoy, Julio Servera señores
Le digo con mil amores, él puso pronto un mensaje
Este verso qué les traje, está lleno de dolamas
De achacoso tengo fama, amigo Julio Cintrón
Tengo tremendo chichón, tres dedos y un brazo tiesos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Fui al dentista y el chequeo, sigue  divulgando males
Tengo malos los cordales, en la muela un agujero
Y al salir un aguajero, me dejó todo mojado
Me puse todo enojado, pues al dar un resbalón
He perdido hasta el bastón, cojeando voy de regreso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Allá en la Muñoz Rivera, yo tenía un profesor
De carro tenía un Ford, pestillos por cerraduras
Y Alicia qué estaba dura, de ella se enamoró
Ya mi mente se nubló, con dolor en el riñón
Dije ay Mister Concepción,  fuiste maestro travieso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Aquí en la página once, recuerdo a dos parguereños
Estos dolores qué enseño, son parte de la vejez
Ahora digo de una vez, esos nombres mis amigos
Ya se me brota el ombligo, saludos a Fei Pabón
Toño Luciano y el ron, me ponen en embeleso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.
Soñando Con Puerto Rico, prendo la computadora
Por la isla qué se adora, se ha inspirado éste lajeño
René Rivera risueño, su versión quiso enviar
Mi alegría ha sido tal, la sentí en el corazón
Y aunque me duele un pulmón, de alegría me retuerzo
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Me dicen que mi cuñada,  la esposita de mi hermano
Viene con sus compueblanos, al desfile qué ella anhela
Este cuñado  la espera,  pa gozar un fracatán
Y junto a Freddy Pagán, formaremos un fiestón
Y éste viejo coquetón,  con todo y dolor me expreso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Dicen la delegación, la encabeza y qué el Alcalde
Por eso dicen no en balde, es éxito de seguro
No soy fuerte cómo un muro, pues sigo todo achacoso
Si estuviera Chago El Oso, le daría invitación
Y aunque me falla el riñón,  a Nueva York yo regreso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Y si vienen Talent Boy; William  Rey, José Segarra
Aunque el dolor ya me amarra, de los pies a la cabeza
Voy seguro y es promesa,  aunque no quiera el doctor
Sigo lleno de dolor, y estoy sudando un montón
Pues tengo una operación, pendiente dentro del seso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Tengo un hombro fastidiado, mis manos ya se me duermen
Y espero qué no se enfermen, al oír todas mis quejas
Y si Juanita me deja, de fiesta pronto me voy
Y un buen abrazo les doy,  recordando a Doña Hortensia
Me operaron de emergencia,  supurando está el chichón
Se le nota la hinchazón, me dice; “échame creso”,
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!
Si vieran cómo me pongo, al ver el Valle de Lajas
De piña cogí una caja, allá en el Chorro de Tona
De nalgas caí en la lona, y no me pude parar
Y éste grande malestar, lo traje de Bayamón
Por comer el chicharrón, con Bilica y con Caleso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Yo creo en mi Santo Dios, estoy lleno de locuras
Y creo no tengo cura, parece cogí una pela
Mis piernas botan candela, cada vez que doy un paso
Mi cerebro es solo un mazo, y ya parece un limón
No me tilden de  ladrón,  el dolor me tiene preso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Henry Rosado me dijo, te ves medio escaerao
Y yo qué estaba mareao, dije; “dame una cerveza”
Llega Papo el de Teresa, con pinchos de todas clases
Metidos en un envase, de cerdo y de tiburón
Y yo qué estaba dulzón, pregunto ¿qué cosa es eso?
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Llego a la plaza y me encuentro, con Romualdo y con Mitoño
Tomando sangría Coño, con Cuco en El Caracol
Yo sigo con mi temblor, sudando profusamente
No reconozco la gente, pero sí a mi primo Lon
Qué me dice; “oiga Don, pierda usted un poco de peso”
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Mi doctor dice qué tengo, qué tomar menos alcohol
Para quitar el sudor, me gusta tomar cerveza
Y al subirse a mi cabeza, creo ser un Súper Don
Sé qué tengo una lesión,  y roturas en exceso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!
Éstas mismas condiciones, las tiene Freddy Pagán
Yo recordando a Malán, por dulce me chupo el deo
Y allá en El Balcón De Cheo, éste viejo sabrosón
Se dio dos palos de ron, y me quedé en embeleso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

No se apuren la vejez, llegará tarde o temprano
Seas alto, seas enano, prieto, blanco o amarillo
Me sacaron un colmillo, vuelvo a perder la razón
Pues fue tan fuerte el jalón, que lo sentí hasta en los sesos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Yo no se lo qué me pasa, me duelen ya las caderas
Y tengo una meaera, me paso siempre en el baño
Y he cogido unos regaños, me dicen viejo meón
Meo fuera del cajón, no veo ningún progreso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

El cura me confesó, me dijo no te preocupes
Qué aunque sangre ahora escupes, eso es algo temporero
Quisiera bailar bolero, un mambo quizás merengue
Pero caí con el dengue, estoy medio molestón
No puedo coger ni pon, ni comer con aderezos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Fui a África y al chocar, dicen con una jirafa
Se me cayeron las gafas, los dientes y un par de rizos
Cayeron a un precipicio, cerquitita de un león
Y volviendo a aquel ratón, dejó mi dedo en el hueso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!
La barriga ya me cuelga, y el dedo de la sortija
Parece qué las hormigas, lo royeron por el lado
Y cuando estoy agachado, se nota qué estoy pipón
Dicen parezco un lechón, porqué estoy un poco grueso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Todavía doy pelea, no soy gallito manilo
En las uñas tengo filo, el esófago enlargao
Por lo mucho qué he chupao, en la lengua un moretón
Pero sigo guapetón, peleo por par de pesos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Tengo canas en las sejas, y también en el bigote
Y los dientes en un pote, pues tengo todo postizo
Y ahora tengo un compromiso, con una novia en Rincón
Qué me vió allá en Bayamón, cuando yo no estaba grueso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Tengo muchas cosas malas, me han picado los ciempiés
Y las pulgas a la vez, hacían conmigo estragos
Y ahora metido en tragos, me acuerdo de la ocasión
Qué un contrayao ratón, creyó mi dedo era queso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Yo no creo en doctores, médicos ni cirujanos
Pero te digo mi hermano, uno me dio unas pastillas
Qué arreglaron mis rodillas, tan solo por unos días
Pues cuando el precio veía, pues costaban un montón
Se paraba el corazón, y se ponía en receso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!
Sentadito  en la Kebet,  me estoy dando una cerveza
Y recordando a Teresa,  la esposa de pata e palo
Me paro y casi resbalo,   al ver a Gladys llegar
Fui y le quise preguntar,  qué si hacía carne frita
De la buena; señorita,  en estufa  ó en carbón
Me ignoró  y mi corazón, se ha quedado en embeleso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Sigo allí en la Kebet, y se me acerca Colás
Me pregunta; ¿cómo estás?, le digo  hecho un escombro
Dislocado tengo un hombro, en el otro una hinchazón
Por eso cojo pensión, ya mismo me pongo un yeso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Hablando con Baby Baby , se acerca  Neidi  con Tato
Yo sigo con mis relatos, con eso de mis dolamas
Y Neidi por ser la dama, me acerco a darle un abrazo
Cuando doy el primer paso, casi doy un resbalón
Ella me da un apretón; sentí dolor; lo confieso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Le digo óyeme Tato, imita a Ricardo Cruz
Dice; Moisés sabes tu,  lo haré pues eres mi amigo
Dolor  me dio en el ombligo,  a éste que apodan el bardo
Tato imitando a Ricardo, lo sentí en el corazón
Pero he reído un montón, y ahora lo pongo en verso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.

Contratista y pescador,  a la Kebet ha llegado
Viene todo perfumado,  pantalón y guayabera
Le digo cómo quisiera , verme joven cómo  usted
Me dice  no te ves bien, mi amigo Esmeraldo Torres
Dicen que su pisicorre,   da dos millas por galón
Se me acerca y dice: Don, estás gordo, pierde peso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón.
Creo tengo comegén, en la planta de los pies
Pues me rasco y a la vez, veo salir la polilla
Y me entran las cosquillas,  al dar otro pisotón
Me caigo de un resbalón, ya mismito me unto creso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

El pobre tendón de Aquiles, remedio creo no tiene
Y creo qué me conviene, qué me unten belladona
Ya comer no puedo donas, porqué me pongo dulzón
Y si como salchichón,  sigue mi aumento de peso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Parezco una buruquena, con las palancas caídas
Y en riversa voy de huída, creo a meterme en la cueva
Mis dolamas no son nuevas, me tratan ya de buscón
Pa qué aumenten mi pensión, si me cogen quedo preso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

El otro día temprano, al tomarme el café
Con aceite lo mezclé,  y me he quemado todito
Tuve qué sacar un grito, lo hice a todo pulmón
Y me supura el chichón, y vuelvo a ponerle creso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Un electrocardiograma, reveló unos problemitas
La paciencia se me irrita, cualquier cosa me molesta
Y siendo persona honesta, a nadie niego un trompón
Cuando estoy de vacilón, no miro cómo me expreso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

En Lajas De Ayer y Hoy, me puse a leer mensajes
Ya preparé mi equipaje, para el desfile lajeño
Carlos Muñoz ya risueño, me ha preparado un bastón
De cedro pues éste Don, tiene dolor en exceso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!
Siento dolor en mis tripas, los gases me tienen loco
Si como limber de coco, me dan tremendas denteras
Si subo las escaleras, vuelve a fallarme el riñón
Si me orino en el colchón, me tildan de ser travieso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Me ha dado hasta meningitis, en Vietnam cogí malaria
Y en el barrio Candelaria, me ahogué comiéndome un pincho
Del dolor me puse jincho, y me dio una hinchazón
Vuelvo a perder la razón, sigo aumentando de peso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Un pollo asado compré, en la esquina de Maguayo
Y casi caigo en desmayo, cuando Eneida me abrazó
Y ahora les digo yo, fue tan fuerte el apretón
Qué a éste viejo juguetón, se le puso un brazo tieso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Ha llegado la vejez, y se fue la juventud
Y tengo una lentitud, qué cuando doy par de pasos
Yo siento unos cantazos, bien dados con un marrón
Y el pobrecito chichón, bota un chorro bien espeso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Para mi es un disfrute, escribir presentaciones
Y enaltecer corazones, al escribir ésta prosa
Y al ver una buena moza, me pongo muy coquetón
Y aunque sufra el corazón, por besarla yo me esfuerzo
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Glory  bailó cómo un trompo, allá en la boda de Juan
Y cómo todos sabrán,  ella estaba sabrosona
Y ya medio juguetona, nos bailó hasta regatón
Y gozamos  un montón,  yo reí con mucho esfuerzo
Y a pesar de todo eso,  me siento cómo un cañón!
Ya sé qué Carmen Joana, está en Bamberg, Alemania
Una muchacha cristiana,  hija de Doña Martina
Qué bueno siempre cocina, arrocito con jamón
Se me cae el pantalón, mi cara parece un queso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

El tiempo no pasa en vano, ya nada casi me huele
Y la cintura me duele, y me trilla al doblarme
Para evitar inflamarme, me doblo con precaución
De dolor siento un montón, en un brazo tengo un yeso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Un oído ya me chilla, y la nariz me supura
Éste viejo no se apura, por ir a ver un doctor
Pues cuando siento dolor, me tomo mi pastillón
Sentadito en el balcón, a Dios yo vuelvo y le rezo
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Ayer pasó mi vecino, y al mirarme se rió
Eso a mi me enfogonó, maldito ese sin vergüenza
Y con mi santa paciencia, a ese santo manganzón
Le tiré con el bastón, cuando vino de regreso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Allá para navidad, yo cantaba un seis chorreao
Cómo estaba intoxicao, la rima se me olvidó
La música se paró, y yo en mi honesta opinión
Diría qué fue el chichón, que me pedía  más creso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Fui a ver a mi doctor, y estoy parado en la fila
Y debajo de la axila, tengo un tumor enorme
Y espero qué no me forme, bulla mi vieja peleona
Vuelvo a caer a la lona, pues me ha dado aquel trompón
Caigo allá por el sillón, ya no razono ni pienso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!
Ahora solo pongo peros, y no puedo respirar
Y a veces hasta el hablar, me causa una temblequera
Pa caminar uso nuera, y no bailo ya mi son
No mastico ya bombón, pues dolor me causa eso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Tengo los dedos viraos, y me duele ya hasta el pelo
Y me ponen cuatro sueros, porque pierdo la razón
No puedo comer lechón; ni tampoco el asopao
En un sillón voy trepao, si me doblo no enderezo
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Sylvette sigo con mi  tema, y hasta la gata me mira
Yo nunca digo mentiras, ni niego tener problemas
Si me cogen  a mi pena, me río por tal razón
Y cantando una canción, un padre nuestro yo rezo
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Óyeme
Vilma Rosado,  muchos dolores yo tengo
Ya de pie ni me mantengo, pues me siento muy mareado
Ahora mismo estoy parado, agarrado de un sillón
En una mano un bastón,  y en la pierna tengo un yeso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Óigame
Doña Martina,  quiero ese dulce de coco
Y si yo no me equivoco, lo mezclaba con lechosa
Todavía está buena moza,  le pido su bendición
Y también un apretón, aunque lo sienta en los sesos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!
Moises Lopez
Me quedé en La Jamaca, el matre era tan duro
Que a todos les aseguro, parecía una galleta
Mi espalda casi se espeta, un “spring” qué se salió
Un brinco pude dar yo,  para salir del colchón
Dije con mi condición, a ese sitio no regreso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Todos esos que se creen, qué las chuletas
Can Can
Son gran cosa aquí sabrán, para mi son porquerías
Y nunca las comería, ni aunque me gane la loto
Y volviendo al matre roto, ese maldito colchón
Que me dañó a mi el riñón, jamás, nunca lo intereso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Dios gracias de allí salimos, por de esa  
Jamaca
Mi esposa se puso flaca, estando por esos lares
Y gracias a
los Linares,  Elvira y Waldy; ese Don
Nos fuimos para
El Mesón, pa fortalecer los huesos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Si me vieran
Rafael; Hernández y Lloréns Torres
Se forma aquí un corre y corre, y llegan hasta Collores
Y yo con dos mil dolores, les canto seguro aquí
El Capullo de Alelí, sonando cómo un gorrión
Y le formo el vacilón, las nenas me tiran besos
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!

Voy a cerrar éste tema, pues si sigo nunca acabo
Y siento tener un clavo, espetado en la cabeza
Qué me dice vuelve y reza, oye viejo testarudo
Ya pronto me quedo mudo, me dicen qué por gritón
Y éste viejo sabrosón, seguirá siendo travieso
Y a pesar de todo eso, me siento cómo un cañón!
Moisés López Belén
Williamsburg, Virginia
Agosto 16, 2007
757-293-8574