Moisés López Belén
24 de marzo de 2015
Williamsburg,  Virginia
A Valentín Rosado Un hombre de Dios
"DON VALE"
Quien fue Valentín Rosado
Pa mi padre; Mano Vale
Y ahora mi verso sale
Pa recordar su legado.

Su navaja amolaba
Con la correa de cuero
Y ahora decirles quiero
Que uno se relajaba.

Uno iba a recortarse
Pero mas aún que eso
Para mi era un receso
Con sus cuentos relajarse.

Con un saludo cordial
Don Vale nos recibía
Y de momento sentías
Que era un día especial.

El ajustaba la silla
Pero antes de empezar
Algo solía contar
Para alegrar tu mejilla.

Con un peculiar estilo
Como experto en su destreza
Organizaba su mesa
Daba a su navaja filo.

Tres veces él se casó
Enviudando par de veces
Pero pronto re-establece
Su familia con honor.

Nueve hijos procreó
Fue un hombre con gran orgullo
Y ahora escucho el murmullo
Que con tijeras dejó.

Con navaja y con tijeras
El recorte era barato
Pero precioso era el rato
Con sus cuentos de primera.
Ahora vuelvo a Mano Vale
Pues me cogí un receso
Y ahora si que regreso
Con mi musa que me sale

Con María Báez se casó
Por tercera vez amigos
Y ahora aqui yo les digo
Cinco hijos Dios les dio.

María, Sonia, Luis Manuel
Miriam Sarahí, el gran Gamo
Y de aqui ya no nos vamos
Ese es el gran Gamalier.

Gamooooo; Don Vale gritaba
Y Gamo que era veloz
Ahora lo recuerdo yo
Ni un momento se tardaba.

Hoy vi foto de su esposa
Pues la puso Gamalier
Y recordándolo a él
Mi corazón se lo goza.

Estas cosas que yo escribo
Sucedieron en mi infancia
Y aunque haya una distancia
A diario yo  las vivo.

Por su patio yo cruzé
Para jugar al béisbol
Y les digo con honor
Que bueno que se quien fue.

En el Reino del Señor Se abrazan
dos Parguereños
Germán y Vale risueños
Un abrazo con amor.

Un hombre trabajador
Religioso, bello, honesto
Me despido y con esto  
Conocerlo fue un honor.